HIGÜEY.- La precandidata a regidora por el Partido de la Liberación Dominicana «PLD», a través del movimiento Sector Organizado de Leonel 2020 (SOL20), Zaida Abreu Pache cree que la educación es la base esencial para poder lograr las grandes transformaciones que se necesitan en el municipio.

Abreu declara que su motivo principal es “(…) iniciar un empoderamiento a las mujeres, con la finalidad que cada día tengamos más voz y voto en las decisiones de nuestra provincia”.

“Además, creo y sostengo que en la educación radica la verdadera transformación de los ciudadanos, ya sea desde la política, en el ámbito judicial o democrático. Evidentemente en las competencias del ayuntamiento existen competencias básicas y competencias coordinadas, en la cual (sic) se podría trabajar con otros ministerios conjuntamente”, explicó Abreu.

Propuestas básicas
“Mis propuestas están basada en 6 ejes principales, que incluye, «el medio ambiente» la educación «la concientización» la participación ciudadana -el no maltrato a los animales, y la incentivación del arte y la cultura”, detalla.

Con relación al medio ambiente asegura incentivar la plantación de árboles, fomentar el reciclaje de basura, y así educar a la ciudadanía.

En el sistema educativo propone trabajar con niños, niñas y adolescentes para promover los valores y principios, el arte a través de concursos, donde cada institución educativa pueda participar.

Asimismo, las universidades “(…) incentivar a nuestros jóvenes a que creen textos y realicen lecturas críticas, para que sumen y aporten potencialidades a la sociedad”.

“Tenemos una ley de tenencia permanente, de protección a los animales, debemos realizar campañas de concientización a los ciudadanos, para promover el no maltrato animal, porque estudios han demostrado que cuando un niño es capaz de maltratar a un animal, también podría maltratar un individuo e ir en contra un ser humano”, añade.

La aspirante se refiere, por último, a la erradicación de la violencia de género, a través de charlas, foros, conferencias, “donde podamos involucrar a todos los sectores (hasta el sector cristiano, el ministerio de Educación, el Ministerio Público) ya que mientras sigamos siendo habitantes o no ciudadanos no vamos a progresar”, enfatizó.

Un buen ciudadano se visualiza cuando está conciente de sus deberes y derechos, un ciudadano empoderado en lo que le corresponde, y hacer lo que se debe por el bienestar colectivo.