Cinco halterófilos rusos, incluido un medallista de bronce en Londres-2012, fueron suspendidos provisionalmente por sospechas de dopaje sobre la base de los datos del laboratorio antidopaje de Moscú, anunció este martes la Federación Internacional de Halterofilia (IWF).

Ruslan Albegov, de 31 años, bronce en la capital británica en más de 105 kg y bicampeón del mundo en 2013 y 2014, fue suspendido provisionalmente al igual que Tima Turieva, campeona del mundo en 2013 de menos de 63 kg.

También fueron suspendidos David Bedzhanyan (30 años), subcampeón del mundo en 2013 en menos de 105 kg, Oleg Chen (30), doble subcampeón del mundo en 2011 y 2013 en menos de 69 kg, y Egor Klimanov (26), subcampeón de Europa en 2019 en menos de 69 kg.
Los cinco rusos fueron suspendidos “sobre la base de las investigaciones realizadas por el profesor McLaren y por el departamento de información e investigaciones de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) sobre el programa de dopaje en Rusia”, indicó la IWF.

Estas suspensiones siguen el análisis de las muestras recuperadas en el antiguo laboratorio antidopaje de Moscú.

A principios de julio, la AMA había indicado que cerca de 300 deportistas rusos sospechosos de dopaje habían sido identificados tras el análisis de miles de muestras recuperadas en el antiguo laboratorio antidopaje de Moscú.

La AMA añadió que los datos de 43 de ellos habían sido enviados a las federaciones correspondientes.

A día de hoy, solo dos federaciones han suspendido a deportistas sobre la base de estos datos, la Federación Internacional de Biatlón (IBU) y la IWF.
La IWF precisó que había suspendido provisionalmente a los cinco rusos por “la gravedad de las sospechas de violación de las reglas antidopaje”.

La federación indicó de igual manera que, en colaboración con la Agencia de Controles Internacional (ITA), ubicada en Lausana (Suiza), “siguen las investigaciones que podrían llevar a la revelación de nuevos casos en un futuro próximo”.

Vigilada durante un tiempo por el Comité Olímpico Internacional por los numerosos casos de dopaje, la IWF, que reforzó su programa de lucha antidopaje, recibió finalmente en marzo pasado luz verde para estar presente en los JO de París-2024.

A principios de julio la AMA había indicado también que si las federaciones no llevaban a cabo ninguna investigación pese a los datos aportados, esta se reserva el derecho de llevar el caso al Tribunal Arbitral del Deporte (TAS). AFP