Justina García está convencida de que su hijo Eddy Vladimir Feliz García no tiene nada que ver con el intento de asesinato contra el expelotero de Grandes Ligas David Ortiz.

La mujer, que tiene varias horas en la Fiscalía de Santo Domingo Este esperando que su hijo sea conducido a esa institución para conocerle medida de coerción, entiende que a su hijo lo “agarraron en su buena fe”.

Insiste en que su vástago, de 23 años, y residente en las Caobas, Santo Domingo Oeste, se dedica al motoconcho y que no sería capaz de hacerle daño a nadie.

La mujer reveló que Eddy Vladimir es fanático del exjugador de Grandes Ligas que fue gravemente herido el pasado domingo mientras compartía en un centro de diversión en Santo Domingo Este.

Expresó que espera se haga justicia y que se aclaren la situación, al tiempo que deseó la pronta recuperación de David Ortiz.

Eddy Vladimir Feliz García fue golpeado por una multitud la noche del domingo, momentos después del ataque al expelotero David Ortiz.

La mañana de hoy se informó que Feliz García sería sometido a la justicia y que solicitarían prisión preventiva en su contra, sin embargo ni el expediente ni el imputado han llegado a la Oficina de Atención Permanente de la provincia Santo Domingo.

Fuente: Diario Libre