Un grupo de migrantes denuncian maltrato de las autoridades mexicanas en el albergue habilitado en la Feria Mesoamericana por el Instituto Nacional de Migración. Las mujeres piden ayuda por sus hijos, alegando que están enfermos desde hace varios días.

Visiblemente desesperadas y gritando muy fuerte, las mujeres piden alimentos y agua potable para los que están allí alojados.

“Muchos días sufriendo y no nos han pasado ni un poquito de comida, todos los días, no hay agua potable. Ayúdame con mi hijo, él está enfermo, tiene un año, una ayuda por favor”, vociferaba una de las migrantes detenidas en el supuesto albergue.

“Justicia, justicia mi hijo está enfermo” se oye gritar a la ciudadana haitiana a una reportera de “El Universal”. Denuncian que sus hijos están enfermos debido a las altas temperaturas y a la picada de mosquitos.

Alojadas de una forma infrahumana, en un corral como si fueran animales, las mujeres dicen que son víctimas de maltratos físicos y verbales por parte de las autoridades.

Una de las mujeres dice ser de Haití y tener 10 días alojada en ese albergue. “Justicia por favor, ayúdame, muchos días sufriendo…mi hijo se está muriendo”.

En el video se observa c[omo los detenidos junto a sus hijos cruzan de un lado a otro en medio de los militares que custodian el lugar.

Cientos de migrantes de distintas nacionalidades se agruparon a las puertas de la ‘feria’ demandando a gritos “¡libertad!”, agua y comida.

Francisco Garduño, el jefe nacional de migración, dijo esta semana a la agencia AFP que los africanos dejarán de recibir visas regionales, que restringen el tránsito a la zona sur de México pero con las que muchos aprovechan para avanzar hasta la frontera norte.

“Nos crea problemas, entonces no va a ser posible continuar en esa política”, dijo Garduño a la AFP.