David Ortiz fue herido de un balazo que pudo causarle la muerte, en la noche del domingo, mientras compartía en un centro de diversión de Santo Domingo Este. El hecho motivó diversas reacciones de rechazo compañeros ex peloteros, y personalidades del deporte, política y social, nacional e internacional.

Juan Marichal, primer dominicano en ingresar al Salón de la Fama de Cooperstown también emitió su opinión de rechazo y se suma de cientos de peloteros, ejecutivos del béisbol nacionales e internaciones y políticos, que se han pronunciado con relación al hecho.

David se recupera en Hospital General de Massachusetts, en Boston, donde fue traslado después de recibir las primeras atenciones en el país luego de recibir un tiro por la espalda, mientras compartía en un establecimiento de diversión en Santo Domingo Este.

“Nunca me imaginé que alguien iba a atentar contra la vida de Big Papi”, afirmó Marichal por vía telefónica en un programa televisivo local.

“Me siento muy apenado por lo que ha sucedido al gran atleta, al gran ser humano, quien ha puesto muy en alto el nombre del país”, indicó Marichal al tiempo que lamentó que en país sucedan hecho tan lamentable, por lo que abogó medidas preventivas, que enfrenten con efectividad acto delictivos.

“David ha puesto muy en alto el nombre del país, son grandes sus historias para ayudar al prójimo, muy especialmente por la niñez necesitada; es un hombre querido a nivel mundial”.

Pidió orar por su salud para su pronto restablecimiento y que pueda continuar realizando obras de bien.

Tiffany, esposa de David Ortiz, anunció la tarde de este miércoles que su esposo progresa bien y ha dado sus primeros pasos.

En una nueva declaración recogida por el Boston Globe, dijo que David había dado sus primeros pasos desde que recibió un atentado en el centro de entretenimiento Dial Bar and Lounge, ubicado en la avenida Venezuela de Santo Domingo Este. AP