“Azúcar”, “La negra tiene tumbao” son frases que se le atribuyen a la máxima representante de la salsa, la “Guarachera de Cuba” Celia Cruz, quien partió un día como hoy del año 2003 a los 78 años por culpa de cáncer cerebral, dejando un legado en la música tropical.

Úrsula Hilaria Celia de la Caridad Cruz Alfonso de la Santísima Trinidad, o simplemente Celia Cruz, fue una gran intérprete de la salsa, el son, la guaracha, la balada y el guaguancó, que sigue siendo recordada, además, por su alegría desbordante, su pasito de baile, figura caribeña y una larga colección de lentes y pelucas con las que encantó a miles en los espectáculos.

La cantante comenzó su carrera en su natal Cuba como vocalista del popular conjunto musical la Sonora Matancera, asociación musical que se prolongó durante quince años (1950-1965). Cruz abandonó su terruño en la década de los 60, convirtiéndose en una exiliada de por vida que ganó reconocimiento entre la comunidad cubana principalmente en Miami.
Pero fue en la década de los setenta que Celia Cruz se integra por entero en el género de la salsa en la agrupación la Fania All Stars del maestro dominicano Johnny Pacheco. Allí la carrera de la “Reina de la salsa” tomó un matiz completamente internacional.

La razón es que gracias a este movimiento nació el concepto ‘Salsa’. El locutor y productor radial Eugenio Pérez, conocido como el “Salsólogo Mayor” dijo a Diario Libre que el dominicano Johnny Pacheco es el ideólogo del concepto ‘salsa’ en Nueva York junto con Jerry Masucci, Bobby Valentín y Ray Barreto. “El jueves 24 de agosto de 1973 se oficializó este movimiento cuando La Fania All Star hizo su segunda película titulada ‘Salsa”, expresó Pérez.

En el movimiento musical Celia compartió en escenarios con Rubén Blades, Héctor Lavoe, Willie Colón, Cheo Feliciano, Ismael Miranda, Ismael Rivera, entre otros.

“Quimbara”, “Burundanga”, “La vida es un carnaval”, “La negra tiene tumbao” y “Guantanamera”, son algunas de las canciones más exitosas.

Celia grabó alrededor de 37 discos de estudio, además de otras grabaciones especiales. Mereció importantes premios, reconocimientos, incluyendo dos Grammy y tres Grammy Latinos y participó en algunas películas y telenovelas.

Ellos la recuerdan
El salsero Marc Anthony fue su gran pupilo. En la canción “Valió la pena”, Marc recuerda la frase: “Y como dice Celia, my english is not very good looking”.

En su honor, este martes compartió una imagen junto a Celia. “16 años sin ella. Nunca olvidaré su cálido abrazo. Tu legado vive hoy y siempre. Te amo Celia”, escribió el intérprete de “Vivir mi vida”.

En el año 2001 ambas estrellas compartieron micrófonos durante el evento Divas Live y cantaron el tema “Químbara”.

El salsero Luis Enrique, con otra imagen junto a Celia Cruz manifestó: “Una de las artistas más queridas mundialmente, no sólo por su inconfundible estilo de cantar y de presentarse, sino también por el gran ser humano que fue. #CeliaCruz Azuucaaaaar!!!!”.

El merenguero Kinito Méndez fue uno de los que tuvo el honor de conocer y de grabar con Celia.

Celia Cruz le encantaba el merengue y con Kinito grabó “Me están hablando del cielo” a finales de los 90.

Fuente: Diario Libre