Luego de la ausencia de béisbol durante dos temporadas por los problemas que se originaron tras la caída de la tiranía de Trujillo, de nuevo los dominicanos volvieron a escuchar la sentencia: ¡Play Ball!.

Y fue una reapertura de película en 1963-64 cuando los Tigres del Licey hicieron historia.

Por primera vez en la temporada 1963-64, la presidencia de los Tigres del Licey la ocupó Domingo Ernesto –Monchín– Pichardo.

Serie semifinal: En esta serie semifinal los felinos perdieron los dos primeros juegos de los Leones del Escogido, y luego remontaron ganando tres para obtener así el derecho de enfrentarse a las Águilas Cibaeñas.

Primera sorpresa: La primera gran sorpresa la dio Monchin Pichardo al licenciar antes del inicio de la final al inicialista Jim Beauchamps y en su lugar contrató a Ray Barker.

Buscando mayor profundidad, de los equipos eliminados en Puerto Rico consiguió los servicios de Miguelito de la Hoz, tercera base, a Phil Gagliano, siore; Tony Oliva y Félix Maldonado, jardineros y los lanzadores Allan Koch, Johnny Boozer y Fred Talbot.

Monchín, con estos movimientos, le entregó al mánager Vernon Benson un equipo totalmente renovado.

Ultima etapa: La serie final comenzó el 25 de enero de 1964 en Santiago y las Águilas ganaron 3 carreras por 1. Steve Blass lanzó una joya de 9 innings, 3 hits, una limpia, 6 bases y 7 ponches. Fred Talbot fue el derrotado.

En el segundo choque en Santiago, las Águilas ganan 3-0, Troy Giles lanzó blanqueada de cuatro hits. Perdió John Boozer.

El tercer choque fue en Santiago y las Águilas vuelven a ganar con pizarra de 8-1, donde Ben Johnson lanzó juego completo de 5 hits y no le marcaron carreras limpias. El inicialista mamey, Ricardo Joseph, fletó dos jonrones.

El 28 de enero, en Santo Domingo, Licey logró su primera victoria con pizarra de 7-6. Este juego fue memorable, ya que la carrera de la victoria en el noveno episodio la anotó Tony Oliva desde primera con un batazo corto al left field Willie Stargell. Vernon Benson que estaba de coach en la tercera lo mandó a detener y Oliva ni lo miró. Guayubín Olivo ganó como relevista.

El 29 de enero el Licey gana 7-3, donde Fred Talbot cubre la ruta completa.

El 30 de enero se celebra el sexto juego y el Licey derrota 2-1 a las Águilas en el que Tony Oliva fue el hombre grande a la ofensiva con dos triples. John Boozer lanzó las 9 entradas y se anotó la victoria.

Choque final: El 31 de enero, el Licey gana al compás de 12 hits. Guayubín Olivo se anotó el triunfo, en 9 innings, una carrera y ponchó seis.

El 1ro. de febrero octavo juego en Santiago y el Licey gana 4-3, donde Miguel de la Hoz dispara jonrón. Allan Koch lanzó la ruta completa, se anotó el triunfo y Licey ganó la corona de campeón, la primera de Monchín Pichardo como presidente.

Fuente: Diario Libre