El onceno de Montserrat resultó tan alto como la geografía montañosa de esta pequeña isla británica y con dos jugadas a balón parado logró dos goles que les permitieron remontar ante su similar de la República Dominicana (2-1), en el arranque de la Liga B de la Liga de Naciones de la CONCACAF.

Un resultado que comienza a complicar las aspiraciones quisqueyanas de clasificarse a su primera Copa Oro, a pocas hora de enfrentar el que en el papel y el ranking es el rival de más peligro en su llave, El Salvador, el martes en Santiago de los Caballeros.
Tan temprano como al minuto siete los locales, animados por la mayor parte de 640 aficionados en el Blake Stadium, avisaban por dónde atacarían.

Pero fueron los dominicanos que abrieron el marcador. Al 23, el defensa César “Danco” García vio a Edipo Rodríguez del otro lado de la cancha y este pasó a Joshua García, que mandó al fondo de la red el balón para el 0-1.

Al 29, James Comley aprovechó un disparo aéreo en un tiro de esquina y con un cabezazo logró la igualdad para irse 1-1 al medio tiempo, en un partido disputado en una superficie con gran desbalance.

El gol de la victoria llegó al 65 cuando Adrian Clifton encontró un espacio en otro córner para anotar de cabeza el 2-1 final.

Un partido donde los criollos dominaron la posesión 59% a 41%, los disparos a puerta (7-2) y recibió dos tarjetas amarillas contra cuatro del local. Los 300 pases correctos contra 155 también describen lo bien llevado por el balón de los dirigidos por el español David Fernández.

El técnico navarro optó por el sub-23 Johan Guzmán en lugar del veterano Miguel Lloyd en la portería, una decisión que sorprendió a algunos.

El 4-4-3 arrojó buenos resultados, pero faltó el gol. González sustituyó a Joshua García, que tuvo que ser sacado en camilla al sufrir un estirón al 59 por Juan Ángeles. Luego, al 68, Gerard Lavergne entró por Jean Carlos López y al 74 Dorny Romero ingresó por el también lesionado Rafael Flores, que se lastimó una rodilla.

Fuente: Diario LIbre