Los Dodgers de Los Ángeles conquistaron su séptimo título consecutivo de la División Oeste de la Liga Nacional fieles a su estilo, empleando dos jonrones de Corey Seager y una joya de pitcheo de Walker Buehler para vencer ayer 7-3 a los Orioles de Baltimore.

Luego del último out, el primer equipo de las mayores en asegurar su lugar en los playoffs esta temporada se reunió en el montículo para una celebración moderada que incluyó un cambio de vestimenta para un festejo con champaña en el clubhouse. Los Ángeles, que viene de derrotas consecutivas en la Serie Mundial ante

Houston y Boston y busca su primer campeonato desde 1988, comenzará aparentemente la postemporada en el Dodger Stadium el 3 de octubre contra un equipo comodín de la Nacional.

Es lo más temprano que Los Ángeles (94-52) ha asegurado el gallardete divisional, tanto en términos de fecha como de número de partidos. El equipo de 1977 lo hizo en el juego 151, y el de 2013 el 19 de septiembre. AP