Santo Domingo- El dirigente político de la Alianza por la Democracia (APD), Víctor Aponte, explicó que pese a que las bancas de lotería mueven más de 16 mil millones de pesos anuales, las empleadas de este sector operan bajo las peores condiciones.
Reveló que estas “no tienen acceso a agua potable, ni a un baño. Muchas no tienen derecho a vacaciones y en numerosos casos ni siquiera pueden tener 36 horas de descanso en la semana, como establece el Código de Trabajo”.
Aponte, quien también es sociólogo, realiza un estudio para conocer la realidad de estas trabajadoras. A través de sus redes sociales presenta algunos testimonios de personas que han participado en el mismo, bajo el hashtag #SituaciónDeLasBanqueras.
“La mayoría de bancas de lotería tienen detrás un senador, un diputado, un alcalde, un regidor, un ministro, un funcionario o un allegado al gobierno. El Estado es doblemente responsable de violar los derechos laborales de estas mujeres jóvenes”, declaró.
Aponte ha entrevistado a más de 150 mujeres de ese sector que operan en el Distrito Nacional. En ese sentido, dijo que el próximo lunes 16 presentará al gobierno los resultados de su estudio, junto con una propuesta para mejorar las condiciones laborales de esa población.