Los diputados del Partido Revolucionario Moderno( PRM) que rompieron la línea partidaria en la sesión de ayer justificaron su decisión alegando que votaron por un proyecto de resolución que solicita la Construcción de un dique en el río Yuna, provincia Duarte, para evitar las inundaciones que conllevan cuantiosas pérdidas de vidas y daños irreparables para la agricultura.

“Como diputados debemos asumir nuestra obligación constitucional de legislar en beneficio del país. Hemos sido respetuosos con la línea de nuestro partido y hemos tenidos posiciones firmes contra cualquier iniciativa en perjuicio de la República Dominicana”, dicen los legisladores perremeístas en un documento.

Consideraron que algunos medios de comunicación han querido tergiversar dicha acción diciendo que “nos hemos vendido”.

Reiteraron su posición contra de cualquier intento de modificación a la Constitución con fines reeleccionistas, en tanto explicaron que su rol fundamental como diputados, además es de seguir los lineamientos de su partido.

Fuente: El Caribe