HIGÜEY.- Rafael Núñez, Oficial de Información de la Defensa Civil de la provincia de La Altagracia, explicó que la temporada ciclónica que inició el 1 de junio, está en su punto más álgido, punto cumbre este mes de septiembre, mes donde los fenómenos atmosféricos, tormentas, huracanes, afectan al Mar Caribe y por ende a la República Dominicana.

Explicó Núñez: “Recordando tanto el ciclón San Zenón, el ciclón George y David, (huracán de categoría 5), fenómenos atmosféricos que llegaron a nuestro país, entre el mes de agosto y septiembre, meses más fuertes donde estos fenómenos se hacen más presentes.

Además, en estos momentos existen varios huracanes, como el huracán Humberto de categoría 3, que está rumbo a la Bahamas, es por ello que no nos afectará, puesto que está distante del territorio nacional”.
Sigue explicando: “Hay una tormenta que se acaba de formar, Jerry, siendo el día de ayer una depresión tropical, ya hoy se formó en tormenta tropical, esta tormenta está en el océano atlántico, a unos 2000 kilómetros de las Antillas menores, a una distancia de unos 3000 kilómetros de la República Dominicana”.

Por lo tanto, las organizaciones correspondientes, le están dando la atención debida y seguimiento estricto a dicha tormenta Jerry, ya que el pronóstico es que pase a ser huracán, el día de mañana, su trayectoria es pasar por del océano atlántico, (no penetrando al Mar Caribe).

Ahora bien, los fenómenos atmosféricos son muy variables, como lo fue Dorian, que se dirigía la nación dominicana y después se desplazariá a Puerto Rico, sin embargo, desvió su trayectoria y fue directo a la Bahamas destruyendo todo a su paso.

“Si la tormenta Jerry, sigue la trayectoria pronosticada, pasaría al norte de la nación, no obstante, se debe monitorear hora a hora, por si llegase a cambiar de dirección, aunque se encuentra distante, pero es imprescindible hacerle seguimiento.

Aun así, en el tiempo de su trayectoria, puede ser que se deshaga, se desvié rotundamente, se degrade, pero también puede suceder que se dirija directamente para la República Dominicana”, indicó Núñez.

(Continua)… “En estos tiempos las tormentas se está convirtiendo rápidamente en huracanes y se están convirtiendo en huracanes mayores, como Dorian que se convirtió en un huracán mayor, Humberto que está por las Bahamas, ya es un huracán mayor, esto ocurre porque el mar está más caliente, y mientras más caliente está el océano atlántico y el mar caribe, pues los fenómenos encuentran, más vapor de agua, y ello incrementan en su velocidad y su fuerza”, puntualizó.

Además, dijo Núñez que, existe otra onda tropical, que se formó en el Mar Caribe, los pronósticos aclaran que está detrás de la tormenta Jerry, y pronto se convertirá en ciclón, ya que se incrementara de depresión a tormenta, los organismos competentes les están brindando el seguimiento y monitoreo necesario, puesto que está más debajo de Jerry y podría penetrar el Mar Caribe.

“Hay que aclarar que, estos dos fenómenos atmosféricos no son amenaza para la República Dominicana, sin embargo, hay que monitorear ambas trayectorias, por si pudieran representar algún peligro para la nación.

Es por ello que los organismos responsables, nos mantendremos alerta y mantendremos a la población informada de la trayectoria de estos fenómenos, porque no se puede esperar a última hora”, detalló.

Núñez Alertó, que las temperaturas en esta época del año están de 36 a 38 grados, con sensación mayor, es por ello, que la población debe tomar sus propias provisiones, protegerse de los rayos solares, en horas, desde 9 de la mañana a 4 de la tarde.

Además, no realizar ejercicios en horas de temperaturas altas, controlar la ingesta, no comer demasiada cantidad de comida con grasas que puedan perjudicar la presión arterial y por ende la salud e ingerir abundante agua.