Santo Domingo. Acción Empresarial por la Educación (EDUCA) y el Banco Popular Dominicano, concluyeron exitosamente este domingo la vigésimo tercera edición del Congreso Internacional de Educación Aprendo 2019, Educación de Calidad para una nación innovadora y productiva, abogando a favor de un nuevo enfoque curricular que trascienda el aprendizaje de las asignaturas tradicionales, para lograr enfrentar los desafíos que plantea la era de las innovaciones y cuarta revolución industrial, caracterizada por la incertidumbre y profundas transformaciones cualitativas.

Parten de la premisa de un vínculo muy estrecho entre innovación y educación, refrendando la idea comúnmente admitida desde hace tiempo, y una demanda clara hacia los sistemas educativos y hacia los docentes, de que hay que innovar (más) para educar (mejor).

“La innovación no es solo un medio educativo, sino quizá el fin principal de la educación, y hoy se educa para vivir en un tiempo en el que serán determinantes las competencias para afrontar la incertidumbre y las capacidades creativas para hallar soluciones a problemas aún no planteados”.

Así lo señalaron destacados profesionales y referentes del área educativa nacionales e internacionales, al formular el manifiesto de conclusiones y recomendaciones en el acto de clausura de Aprendo 2019, afirmando que “transitamos la era de la innovación y de las ideas, que no es otra que la cuarta revolución, un período determinado por la inteligencia artificial, estadísticas y máquinas que comportancambios significativos para el sector educativo”.

Educa aboga escuelas exponenciales

“Por cuanto se precisa asumir de manera colectiva un compromiso de avanzar, de cambiar e innovar hacia los pilares de una nueva educación de calidad integral, que componga experiencias innovadoras de aprendizaje, que tal como las escuelas exponenciales los estudiantes puedan aprender exponencialmente para enfrentar los desafíos del siglo XXI”, exponen los versados invitados.​

Precisamente en esa dirección, Educa ratificó el firme propósito de que el modelo de escuelas citado comience a funcionar, “de manera experimental”, a partir del próximo mes de enero, fundamentado en los pilares que lo sustentan, entre los cuales sobresalen elpedagógico, básico de una educación de calidad, la gestión institucional inteligente, un docente diferente al proceso tradicional, y la familia y la comunidad, institución presente en la escuela, independientemente de cómo esté formada.

De acuerdo a lo tratado, son grandes las interrogantes que abre la cuarta revolución industrial sobre el futuro particularmente en la educación y en el mercado laboral, creciendo la incertidumbre.

Minerd acoge articular voluntades

Es en ese tenor, que el ministro de Educación, Antonio Peña Mirabal, propuso ante la plenaria de maestros, unificar los criterios de calidad como eje articulador de las voluntades y los esfuerzos que Educa viene realizando por una educación realmente marcada por la calidad, a tal punto que la misma se constituya en una marca distintiva de la educación dominicana.

“Sugiero que como colectivo abracemos un proceso educativo común que nos permita contar con profesores cuya metodología de enseñanza estéfundamentada en el trabajo colaborativo, que posean un profundo conocimiento de lo que enseñan y que a la vez estén involucrados en programas de educacióncontinua y desarrollo profesional tal como lo requiere y la merece nuestro país “, expuso el funcionario

Según los expertos analistas, la educación tendrá un papel crucial. Por su lado, el académico y economista Xavier Sala i Martín, a propósito de reflexionar sobre la cuarta revolución que transita la humanidad, advirtió que a diferencia de las anteriores, en que las innovaciones generaban a nuevas actividades que absorbían la mano de obra desplazada, en la actual la innovación y la productividad crecen a un ritmo cada vez mayor, reduciendo de forma acelerada el número de trabajadores requeridos en las actividades que introducen las innovaciones.

“El hecho de que las máquinas sustituyan a los seres humanos ha pasado durante toda la historia, la diferencia con la revolución presente es que la sustitución no es el cuerpo, es el cerebro, por lo tanto, se precisa de gente con capital humano importante”, señaló.

Coherente con lo anterior, se puso de relevancia la necesidad de ampliar la mirada y establecer ciertos estándares de calidad que abarquen algo más que el aprendizaje de las asignaturas tradicionales, escenario donde afirman adquieren preeminencia las habilidades socioemocionales como un factor clave en la formación de futuros ciudadanos que participan en la sociedad y gestionan sus proyectos de vida.

Específicamente Margarita Heinsen, doctora en educación en la Universidad de Murcia, con una maestría en Framingham State College y un master en currículo e instrucción en Boston College y además presidenta de Didáctica SR, señaló que el proceso de enseñanza–aprendizaje se construye en espacios de relación docente-alumno y por lo tanto, para que este proceso sea exitoso debe tender a producir satisfacción y a favorecer los aspectos emocionales de un aprendizaje significativo.

“La educación en valores es fundamental, no se educa sin valores. Es decir que de una manera u otra, aunque no sea de manera explícita, al educar modelamos y trasmitimos valores, y por lo general esos patrones de conducta que trasmitimos son los principios y hábitos que recibimos de nuestra formación”, apuntaló.

Entre tanto Ernesto Figueredo, al configurar una perspectiva de las emociones de cara al aprendizaje, estimó necesario que el educador se plantee objetivos de enseñanza de gran amplitud cultural (auto- imposición de metas), sobre la base de una adecuación curricular consecuente que facilite un activismo relevante del que aprende.

De su lado Sachiko Nakajima, matemática, pianista y primera mujer japonesa en ganar medalla de oro en la Olimpíada Internacional de Matemática, propuso metodologías divertidas para la enseñanza de las matemáticas, de forma que estimulen el interés por esta materia a través de la música, los deportes e incentivar la participación de las mujeres en las ciencias.

Nakajima, quien fue designada en el 2018 Embajadora STEM Girl por el primer ministro japonés Shinzo Abe postula que las matemáticas y la música están interconectadas.

“Cuando uno estudia cómo las personas desarrollaron diferentes principios matemáticos a lo largo de la historia, encuentra una cantidad de historias humanas dentro de ese proceso. Las fórmulas también tienen toda una historia, una historia humana, por eso yo pienso que las matemáticas pueden conmover a las personas”, asevera”, enfatiza.

A su juicio la diferencia con la música está en que, como las matemáticas no se pueden palpar de igual manera, solo un grupo reducido de personas ha logrado ver ese poder que tienen de conmover.

La experiencia de cómo la ciudad de Medellín, en Colombia, transitó del miedo a la 4ta. Revolución Industrial, teniendo a la educación como bandera, fue analizado por Rodrigo Arboleda y Juan Pablo Ortega en “El milagro de Medellín”.

Recomendaciones

• Entender la calidad educativa como un concepto integral y dinámico, que no se agota en los conocimientos que tradicionalmente se enseñan en la escuela.
• Los niños, niñas y jóvenes son personas que se están desarrollando en un sentido amplio y, en consecuencia, deben recibir una educación integral en lo académico, ético, social y emocional.
• Importante que tanto los padres como educadores tengan claro cuáles son sus valores, porque de manera muy natural y espontanea estos trascienden a futuras generaciones”

23 años de Aprendo

Las jornadas de trabajo, que iniciaron el viernes 24 de noviembre con la presencia del Ministro de Educación, Antonio Peña Mirabal, se desarrollaron en el Renaissance Jaragua y culminaron el domingo con la presentación de un manifiesto de conclusiones y recomendaciones generadas,. Tras una agenda que incluyó la participación de más de una docena de expertos de diversos puntos del planeta.

Como es costumbre, en los Congresos Aprendo hubo lugar también para el talento dominicano, y las políticas públicas que el Estado viene desarrollando en materia de educación e innovación.

También las empresas del sector privado del país, comenzando por el Banco Popular, que una vez más es el patrocinador oficial del evento; de la Fundación Propagas, de la Fundación SM, que renueva su compromiso con EDUCA; de la Fundación Sura con la que ya EDUCA viene trabajando 4 años en el programa Félix y Susana, de la sana convivencia, de las empresas Claro y Marítima Dominicana, así como también de una veintena de empresas que confían en esta agenda de innovación y de vanguardia en la agenda educativa del país.