Los restos del artista Cherito, quien falleció a causa de un infarto cuando dormía en su residencia de Santo Domingo Este, serán velados mañana jueves en la Funeraria Blandino, de la avenida Abraham Lincoln, y serán sepultados el viernes en el Cementerio Puerta del Cielo.

El padre del merenguero, Chery Jiménez, dijo que su hijo no tenía problemas de salud alguno y que en la familia “estamos devastados”.
Desde 1988, Cherito se encargó de llevar el merengue por el mundo, como su bandera, con una calidad que desbordaba a través de sus composiciones y de la fortaleza de su voz. Esta entrega y pasión por la música le abrió los caminos para conquistar miles de fanáticos y ganarse el respeto de una clase artística que está triste por el fallecimiento.

Fuente: El Caribe