Los abogados que defienden al expresidente del Senado, Andrés Bautista, uno de los seis implicados en el caso de los sobornos pagados por la empresa brasileña Odebrecht que enfrentan un juicio, acusaron al presidente de la Suprema Corte de Justicia, Luis Henry Molina, de conducir el proceso de forma parcial y arbitraria. Carlos Salcedo, coordinador de la defensa del exfuncionario, dijo que la forma en la que ha sido llevado el juicio de fondo del caso “ha sido esencialmente autoritaria, arbitraria y contraria a los principios y reglas básicas del proceso penal y en franca violación a disposiciones constitucionales y legales”.

Sostuvo que entre esas irregularidades están el rechazo a la recusación de Molina hecho por varios imputados por sus alegados vínculos de amistad con el senador Tommy Galan, imputado en el caso, y el conocimiento de la recusación en presencia de los mismos objetados.

Agrega que el presidente de la Suprema obliga a las defensas a “oralizar” sus incidentes.

Advirtió que el consejo de la defensa de Andrés Bautista está evaluando acciones legales que podrían emprender para enfrentar lo que han denunciado.