Rafael Taveras, abogado de Marisol Franco, pareja sentimental del buscado por presunto narcotráfico Cesar Emilio Peralta, “César el Abusador”, manifestó este viernes su descontento por la medida de coerción interpuesta a su cliente, asegurando que en la cárcel no estará más segura que estando en libertad.

“Entendemos que el magistrado quizás se confundió con relación a la medida que le dio en contra de su seguridad porque no es posible que en la cárcel este más seguro que en el estado social”, afirmó Taveras.

Asimismo, manifestó que “es ilógico pensar que en la cárcel está más segura que el estado social de afuera, porque de ser así, deberíamos estar toda la población encarcelada”.

Agregó que su cliente está padeciendo de problemas emocionales, debido a que sus dos hijas tienen problemas de salud, y requieren ser amamantada por ella. “Es una situación muy difícil, tanto para nosotros como para ella, por las condiciones y el estado de salud que están padeciendo las niñas. Esta prisión ha acabado emocionalmente con esta dama”, aseguró el abogado.

De igual modo, Taveras indicó que Franco, se mantiene en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, hasta que se cumpla el debido proceso protocolar para ser trasladada a la cárcel de Najayo-Mujeres, donde cumplirá tres meses de prisión preventiva como medida de coerción.

El juez, José Alejandro Vargas dictó tres meses de prisión preventiva a Marisol Franco, debido a que esta no pudo demostrar la adquisición de un reloj valorado en RD$700 mil, que según el Ministerio Público es fruto de dinero procedente del narco. Además el magistrado entiende que “en la calle, esta señora podría correr peligro”.

En el caso de Franco, la Procuraduría recordó que en el transcurso de las investigaciones se ha establecido que adquirió bienes muebles e inmuebles que superan los RD$25 millones y que incluyen un apartamento en la torre Kevany, valorado en RD$16 millones.

Además, de un vehículo de la marca Mercedes Benz modelo S-500, valorado aproximadamente en US$120 mil, así como un reloj Hublot de 18 kilates, valorado en RD$750 mil, entre otros elementos de lujo, bienes que no ha podido demostrar su procedencia.

Fuente: El CAribe