Más de siete vertederos a cielo abierto contaminan a varios municipios del Cibao Central, mientras las autoridades de Dominicana Limpia en coordinación con la Liga Municipal Dominicana, Medio Ambiente y la Federación Dominicana de Municipios (FEDOMU), tratan de solucionar esos focos de contaminación, que la mayoría de los casos datan de varias décadas.

En esta ciudad, están abiertos los vertederos de Hato del Yaque, Estancia Nueva, Villa González, Navarrete y Sabana Iglesia, de cuyos depósitos de basura se desconoce cuándo las autoridaders gubernamentales resolverán esos problemas.

También se mantienen abiertos los vertederos de Puerto Plata, Sosúa, Luperón, Jarabacoa, La Vega, Bonao y Moca (Espaillat), (Actualmente Dominicana Limpia está resolviendo el problema del vertedero de Villa Altagracia y se espera que en este mismo mes resuelva el del municipio de Tamboril, de acuerdo lo informó su ejecutivo municipal Anyolino Germosén).
En cuanto al vertedero de Moca, que permaneció una semana encendido y según los rumores participaron manos criminales, ya que se incendiaron cinco puntos al mismo tiempo, lo cual está siendo investigado por los organismos de inteligencia del Estado Dominicano, se desconoce cuándo será resuelto.

Marlene Fernández, directora provincial del ministerio de Medio Ambiente declaró a Diario Libre que ese vertedero hace tiempo debió ser sacado del lugar donde se encuentra, ya que está rodeado de unas diez urbanizaciones y sectores barriales.

“Nosotros ofrecimos asistencia en el pasado incendio que permaneció por varios días, pero entendemos que se le debe buscar la solución definitiva como están haciendo con otrtos vertederos en el país”, comentó Fernández.

Alcalde
De su lado, Angel López, alcalde municipal informó que el Ayuntamiento local no cuenta con los recursos económicos para encarar el traslado y cierre definitivo del vertedero, porque conlleva una inversión millonaria.

“Nosotros confiamos en que Dominicana Limpia llegue a este municipio después que termine con el vertedero de Villa Altagracia”, señaló López.

Dijo que ciertamente el vertedero a cielo abierto que funciona en la parte alta de aquí representa un foco de contaminación y de propagación de enfermedades entre los habitantes de su entorno.

“Pero reitero que la solución de ese problema está en manos del Gobierno Central y sus entidades que se han creado para ello como Medio Ambiente, Dominicana Limpia y con la colaboración de la Federación Dominicana de Municipios”, subrayó más adelante López.

En esta ciudad está funcionando el Eco-Parque Rafey, donde las autoridades de Dominicana Limpia pretenden que sirva como receptor de los desechos sólidos de varios municipios del Cibao Centrtal, entre ellos Tamboril, Navarrete, Moca y Villa González.

Fuente: Diario Libre